Vaginoplastia – Todo lo que debes saber

Cuando llegamos a este tema me toca hacerlo desde mi doble condición, lo cual es, en cierto modo, una gran ventaja para mis pacientes: soy ginecóloga con extenso recorrido en cirugía de esta especialidad y también tengo formación y ejerzo como médica esteticista.

El término “Vaginoplastia” se viene utilizando como una especie de amplio cajón donde caben diversos procedimientos como la labioplastia (labios menores y mayores), la perineoplastia, la himenoplastia y otros no bien clasificados. Pero estrictamente hablando de Vaginoplastia nos referimos a la remodelación de las paredes vaginales y del acceso a la misma (vestíbulo, introito vaginal).

Table Of Contents

Qué es la Vaginoplastia

Los ginecólogos solemos abordar la vaginoplastia como un conjunto de procedimientos quirúrgicos que tienen como finalidad restaurar la forma y el funcionamiento vaginal cuando han sido alterados por diversas razones – la principal es el parto – ocasionando distensión de las paredes de la misma, lo cual se manifiestan como sensación de bulto vaginal, o de ” que algo se asoma por la vagina”, pérdida de la satisfacción sexual de ella y/o de su pareja y muchas veces también, pérdida de orina con el esfuerzo. Técnicamente nos referimos a estos cambios como un Cistocele, cuando la parte más alterada es la pared anterior de la vagina arrastrando consigo a la vejiga urinaria; Rectocele cuando el daño involucra la pared posterior de la vagina e Histerocele, cuando también ocurre descenso del útero. Por norma general casi siempre hay compromiso de más de una zona  y la planificación de la cirugía debe tener en cuenta este aspecto.

Ahora bien, desde el punto de vista de la Gineco-estética, tan en boga hoy en día, el concepto de Vaginoplastia se restringe bastante a procedimientos que mejoren la percepción que cada una tiene de su vagina aunque no haya grandes alteraciones anatómicas. Estos procedimientos pueden ser de tipo quirúrgico o no quirúrgico.

Actualmente disponemos del Láser de CO2 cuya aplicación bien indicada da muy buenos resultados en la finalidad de devolver la tonicidad a la vagina y mejorar de esta manera la vida sexual y el control de pequeñas pérdidas de orina. Es la herramienta del lifting vaginal por excelencia. También existen equipos de radiofrecuencia vaginal y en buenas manos son una herramienta y pueden dar buenos resultados.
Pero bueno,el enfoque de este capítulo es hacia los procedimientos quirúrgicos; ya me referiré en otro a los beneficios del Láser de CO2.

Quiénes son candidatas para una Vaginoplastia

Cualquier mujer que esté sufriendo un Sindrome de Relajación Vaginal. Hablar de los genitales y de las cosas que nos incomodan de ellos sigue siendo un tabú, aunque afortunadamente, cada vez más las mujeres aprendemos a asumir esa zona tan importante de nuestro cuerpo y empezamos a hablar y a buscar apoyo profesional.

Las quejas que llevan a consultar suelen ser:

“Mi pareja y yo ya no disfrutamos tanto del sexo porque la vagina me ha quedado muy ancha después del parto”

“Pierdo orina cuando toso, cuando río o cuando hago deporte”

“A veces, durante las relaciones, parece que suena algo como si fuera aire dentro de mi vagina”

” A medida que pasa el día siento  que algo se asoma por mi vagina, como una sensación de peso o de bulto”

“Me da miedo terminar como mi madre o mi abuela, que se les salió la matriz”

” La episiotomía le da un aspecto muy feo a mi vagina”

Esas y otras incomodidades son las que hacen que la mujer pregunte por soluciones que mejoren su calidad de vida incluyendo, por supuesto, la vida sexual de ella y de su pareja. La mayoría tiene el antecedente de haber tenido uno o más partos por vía vaginal, aunque también las hay que son nulíparas pero tienen cierta predisposición genética a padecer estas alteraciones. El deporte de alta intensidad es otro factor que se asocia al riesgo de padecer un síndrome de relajación vaginal y cada vez hay más mujeres practicándolo con mucho entusiasmo por los beneficios que trae la práctica de actividades deportivas.

vaginoplastia-que-es

En qué consiste la Vaginoplastia

Aquí se engloban varios procedimientos que permiten  devolver a la vagina la forma y el funcionamiento que redunden en comodidad para la paciente.

Con ese objetivo podemos hacer una perineoplastia para devolver la estrechez y el tono a la entrada de la vaginal; de paso se aprovecha para corregir cicatrices de episiotomías; también podemos recortar el tejido vaginal que “sobra” tanto en la pared anterior como posterior de la vagina (plastias vaginales) y combinar los procedimientos que cada mujer requiera para obtener armonía y confort íntimos.

Dependiendo del tipo de intervención se elige el tipo de anestesia. Los procedimientos cortos pueden hacerse con anestesia local y bloqueo del nervio pudendo y los más complejos requieren de anestesia raquídea o epidural y/o sedación.

Qué hay que tener en cuenta para someterse a una Vaginoplastia

Antes de la cirugía

Lo primero es tener la seguridad de que se requiere un cambio y que éste pasa por buscar ayuda profesional.
Una vez en consulta el profesional debe escuchar atentamente las preocupaciones, inquietudes y expectativas de su paciente. Este tipo de cirugía nunca es de urgencia sino que debe planificarse y realizarse en las mejores condiciones y con los objetivos muy claros tanto para la paciente como para el médico.

Tras la valoración concienzuda tanto funcional como estética de la vagina y el complejo vulva-periné, se debe programar una cirugía lo más personalizada posible y que satisfaga las necesidades de cada mujer.

Es recomendable aunque no indispensable,  tener “paridad satisfecha” ; es decir, que cuando la mujer decida operarse ya haya tenido los hijos deseados para evitar la reaparición de las alteraciones por nuevos partos.

La paciente debe planificar un tiempo de descanso y reposo relativos para el cuidado tras la cirugía y, por último y como aspecto primordial, debe buscar un profesional con experiencia en este tipo de procedimientos.  Son cirugías que no todo el mundo sabe hacer y no se debe frivolizar con ellas puesto que mal realizadas también pueden tener efectos secundarios muy desagradables y de difícil solución. Mi lema: ¡ponte en manos expertas!

Después de la cirugía

La gran mayoría de pacientes pueden marchar a casa tras un par de horas de vigilancia en la clínica. Se prescriben analgésicos, antibióticos profilácticos y se dan instrucciones de cuidado en casa.

Una semana después se retiran los puntos y la paciente puede ir retornando a sus actividades rutinarias. El reinicio de la actividad sexual no se recomienda hasta pasado un mes de la cirugía.

Qué tipo de complicaciones pueden surgir durante o después de una Vaginoplastia?

En general son pocas pero tras cualquier acto quirúrgico pueden surgir eventos no deseables, entre ellos vale la pena destacar:

  • Sangrado
  • Hematomas
  • Infección de la herida quirúrgica
  • Dehiscensia  o separación de los tejidos suturados
  • Excesivo cierre de la vagina
  • Dolor al reiniciar las relaciones sexuales (dispareunia)

Por fortuna, las complicaciones son muy poco frecuentes y el cirujano, si está bien capacitado, debe saber encontrarles solución.

Espero que esta información sea de utilidad y les animo, como mujer y especialista tanto en ginecología como en estética a no quedarse calladas e inactivas si se sienten afectadas en algo tan íntimo sino a buscar soluciones para vivir con plenitud el día a día y no descuidar esa parte tan importante en la vida de pareja como es la sexualidad.

También te puede interesar

Deja un comentario

clinica vecindario logopng
Clínica Vecindario

Clínica Vecindario | Medicina Estética Mujer-Hombre y Ginecología

Clínica de Ginecología y Cirugía estética en Las Palmas.

Calle Teno, 51 Vecindario, 35110 Vecindario, Las Palmas.

675 024 034

CLÍNICA VECINDARIO
Calle Teno, 51
35110, Vecindario
Las Palmas

675 024 034