Biopsia Corial – Qué es y en qué consiste

La biopsia corial consiste en un procedimiento diagnóstico prenatal cuya misión principal es la de obtener información cromosómica y genética sobre el desarrollo del feto a partir de una muestra de vellosidades coriales extraída de la placenta del bebé. Esta prueba se realiza entre las semanas 10 y 14 de embarazo, no pudiendo hacerse antes de la semana 10 al poder ocasionar el acortamiento de las extremidades del feto.

La muestra se puede extraer a través del cuello del útero o mediante una punción. Este tipo de procedimiento se utiliza especialmente si se sospecha que existe alguna posibilidad de que el feto salga con anomalías cromosómicas y enfermedades hereditarias.

mujer embarazado previo a biopsia corial

Cuándo realizar la biopsia corial

La biopsia corial está especialmente indicada en las siguientes circunstancias:

  • Cuando en anteriores embarazos se ha encontrado algún tipo de anomalía cromosómica.
  • En caso de que alguno de los progenitores tenga alguna anomalía cromosómica.
  • Para analizar y estudiar a la paciente en caso de haber sufrido un aborto, no siendo este el primer aborto sufrido.
  • Si tras las exploraciones del primer trimestre de embarazo se sospecha o se detecta algún tipo de anomalía.
  • Como confirmación del diagnóstico de preimplantacional en caso de que el embarazo se haya producido con técnicas de reproducción asistida.

Cómo se realiza una biopsia corial

Existen diferentes técnicas para realizar una biopsia corial:

  • Vía transcervical: se realiza entre la semana 10 y 14 de embarazo, siempre bajo control ecográfico. Se accede a la placenta a través del cuello del útero con una pinza semirrígida con la que obtenemos la muestra de las vellosidades coriales.
  • Vía transabdominal: se realiza entre la semana 11 y 14 de embarazo. Se hace una punción sobre el abdomen utilizando una aguja hueca o trocar. A través del trocar se introduce una fina pinza hasta el corión a través del cual se obtiene la muestra de las vellosidades coriales. Para su extracción se aplica anestesia local a la paciente.

Para elegir entre una técnica u otra es fundamental que nos dejemos guiar por la recomendación de nuestra ginecóloga experta, quien optará por recomendar la que mejor nos convenga teniendo en cuenta todo el estudio previamente realizado sobre el embarazo. Se recomienda un reposo de 24 a 48 hora tras la extracción de la muestra.

Sensaciones durante el examen

La duración de la prueba es de aproximadamente entre media hora y una hora. La prueba en sí no es dolorosa pero en general muchas pacientes suelen sufrir alguna que otra molestia mientras se le está realizando la extracción de la muestra. El dolor puede ser similar al de los dolores menstruales.

Posibles complicaciones

Gracias a las nuevas tecnologías y la experiencia de los equipos, las complicaciones cada vez son menores. El riesgo de aborto ha disminuido hasta menos de un 1%. La complicación más común después de una biopsia corial por vía transcervical es el sangrado vaginal. Si se realiza por vía transabdominal, es habitual sentir un dolor abdominal en la zona en la que se ha realizado la punción.

Resultados

Normalmente los resultados de una biopsia corial se pueden tener disponible a los dos días de haberse realizado. Solo en un 2% de las pruebas los resultados no son concluyentes y se necesita de otra prueba de diferente tipología como una amniocentesis.

También te puede interesar

Deja un comentario

clinica vecindario logopng
Clínica Vecindario

Clínica Vecindario | Medicina Estética Mujer-Hombre y Ginecología

Clínica de Ginecología y Cirugía estética en Las Palmas.

Calle Teno, 51 Vecindario, 35110 Vecindario, Las Palmas.

675 024 034

CLÍNICA VECINDARIO
Calle Teno, 51
35110, Vecindario
Las Palmas

675 024 034